Los profesionales de enfermería podrán prescribir con todas las garantías

23 octubre 2018

Los profesionales de enfermería podrán indicar, usar y autorizar la dispensación de medicamentos sujetos a prescripción médica tal y como se recoge en el real Decreto de prescripción publicado hoy en el BOE. La comunidad autónoma deberá otorgar la acreditación a las enfermeras y enfermeros responsables de cuidados generales y de las enfermeras y enfermeros responsables de cuidados especializados. 

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha destacado hoy que la entrada en vigor del nuevo Real Decreto de prescripción enfermera convierte a España en el primer país del mundo en el que todas las enfermeras y enfermeros podrán prescribir determinados medicamentos con todas las garantías jurídicas, lo que redundará en una mejor atención y seguridad para los ciudadanos.

Tras la publicación hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del Real Decreto 1302/2018, de 22 de octubre, por el que se modifica el Real Decreto 954/2015, de 23 de octubre, por el que se regula la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano por parte de los enfermeros, SATSE ha subrayado que el nuevo texto normativo supone un avance histórico para las enfermeras y enfermeros que beneficia a todos, profesionales sanitarios, ciudadanos y al Sistema Sanitario en su conjunto.

Desde la organización sindical se espera que la consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias regule con urgencia el procedimiento para acreditar a los profesionales de Enfermería y más, teniendo en cuenta, entre otras prioridades el comienzo de la campaña de vacunación de la gripe que se inicia el próximo lunes, 29 de octubre.

Beneficios

En cuanto a las consecuencias de la prescripción enfermera, SATSE destaca que, para los profesionales, ofrece seguridad jurídica a una intervención más del proceso de cuidados del paciente otorgándole el respaldo legal que corresponde. Además, se adecua perfectamente a la formación académica de los mismos, y al desarrollo actual de la profesión, y aumenta la capacidad resolutiva del profesional de enfermería, dentro del equipo sanitario, agilizando el desarrollo integral de su trabajo y el del equipo de salud.

 

Para los ciudadanos, la prescripción enfermera facilita un mayor acercamiento del profesional y el paciente, y le ofrece una mayor seguridad, ya que hay un control más cercano de la evolución del tratamiento a seguir, se detectan mejor posibles efectos adversos y se propicia un mejor cumplimiento terapéutico. Supone, además, una herramienta fundamental para garantizar la continuidad de los cuidados y agilizar la toma de decisiones.

Por último, y en lo que respecta al Sistema Sanitario en su conjunto, la prescripción enfermera conlleva una racionalización y optimización del uso de los recursos disponibles; mejora la calidad asistencial, reduce los tiempos de espera, evita la saturación en consultas y elimina gestiones administrativas.

A destacar

  • Real Decreto Prescripción BOE 231018

    23 octubre 2018 - 210,57 kB Descargar