SATSE Canarias valora que el Ministerio haya ampliado el tiempo para reconocer la Covid-19 como accidente laboral

05 agosto 2020

El Gobierno da respuesta a la demanda de SATSE y decide finalmente prorrogar la consideración de los contagios por la Covid-19 como accidente de trabajo, aunque el Sindicato reclama que sea efectiva desde el 21 de julio y no desde el 1 de agosto porque, de no hacerlo, se seguirá discriminando a aquellos profesionales que se hayan podido infectar en esos días.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha valorado positivamente que el Gobierno haya decidido finalmente prorrogar la consideración de los contagios por la Covid-19 como accidente de trabajo, aunque ha reclamado que sea efectiva desde el 21 de julio y no desde el 1 de agosto porque, de no hacerlo, se seguirá discriminando a aquellos profesionales que se hayan podido infectar en esos días.

SATSE recuerda que el pasado mes de julio se dirigió al ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, para reclamarle que los contagios de la Covid-19 siguiesen considerándose accidente de trabajo, y se muestra satisfecho de que éste se haya eco de la petición sindical y haya hecho realidad dentro del Ejecutivo esta demanda. También resalta la sensibilidad demostrada en este asunto por el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

“No era lógico ni justo que se cambiase la cobertura existente para el personal que presta sus servicios en los centros sanitarios o socio-sanitarios, y no se aplicase ya desde el 21 de julio el Real Decreto que establecía que los contagios se considerasen accidente laboral y no enfermedad común”, apuntan desde la organización sindical.

No obstante, SATSE no entiende ni comparte que ayer se aprobase por parte del Gobierno un Real Decreto para prorrogar esta consideración de accidente de trabajo desde el 1 de agosto de 2020, ya que no se da cobertura a aquellos profesionales sanitarios que se hayan podido contagiar desde el 21 de julio hasta la fecha mencionada.

Por ello, el Sindicato de Enfermería demanda al ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones que este Real Decreto tenga carácter retroactivo desde el 21 de julio, y asegura que, en caso contrario, propiciará las reclamaciones judiciales pertinentes de las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas afectados por esta injusta decisión.

En concreto, los contagios entre el 21 de julio y 1 de agosto  continuarán siendo considerados como enfermedad común disminuyendo, por tanto, la cobertura a los trabajadores, reduciendo sus prestaciones económicas y dejando en una clara desigualdad a los mismos con respecto a otros compañeros y compañeras por el simple hecho de haberse contagiado en esas fechas, señalan desde el Sindicato de Enfermería.

En todo caso, el Sindicato de Enfermería sigue defendiendo que las enfermeras y enfermeros trabajan en una situación permanente de riesgo para su seguridad y salud, al realizar una actividad asistencial continua a lo largo de las 24 horas del día durante todo el año en condiciones de penosidad, peligrosidad y toxicidad, por lo que su actividad debe contar con los derechos inherentes a cualquier profesión de riesgo.

Al respecto, SATSE subraya que las condiciones laborales de las enfermeras y enfermeros son especialmente duras y penosas a lo largo de toda su trayectoria profesional, ya que se ven sometidos a numerosos riesgos que influyen de manera decisiva en su salud y que son intrínsecos a su profesión, la cual, a diferencia de otros colectivos sanitarios, se ejerce de manera continua y permanente.