SATSE La Gomera gana varias demandas que reconocen la prestación por riesgo en el embarazo

20 septiembre 2018

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en La Gomera, ha ganado cuatro demandas judiciales interpuestas contra la Mutua de Accidentes de Canarias (MAC) por denegar la prestación por riesgos en el puesto de trabajo a tres enfermeras embarazadas. Las sentencias manifiestan que las demandantes tienen derecho a percibir el cien por cien de todas las prestaciones y condena a la mutua a que las abone. Se trata de las primeras sentencias favorables de una serie de demandas presentadas por SATSE contra el  INSS, la MAC y el SCS.

El Sindicato explica que, en todos los casos denunciados, la Mutua de Accidentes de Canarias, contraviniendo la legalidad vigente, y sin observar los informes médicos, negó inicialmente que en los puestos de trabajo de las demandantes existiera riesgo para el embarazo, forzando a las trabajadoras a seguir acudiendo a su trabajo asumiendo los innumerables riesgos que ello conlleva.

Para SATSE, se estaba vulnerando la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, siendo la propia Dirección de Enfermería la que comunicó a las enfermeras que no podía garantizar la eliminación de riesgos y que, al no disponer de un puesto de trabajo exento de riesgos, se declaraba la suspensión del contrato de trabajo. Por tanto, tenían derecho a la prestación por riesgo en el embarazo, sin embargo, en todos los casos estos informes fueron desestimados por la mutua.

En este sentido, el Sindicato denuncia que la Mutua de Accidentes de Canarias procedía a la denegación automática, sin fundamentarlo en informes médicos ni de otros expertos competentes, lo que ha supuesto un grave perjuicio para todas las trabajadoras que se encuentran en esta situación de riesgo.

Las sentencias dejan claro que las tareas que desarrolla la enfermera en su puesto de trabajo, y los riesgos a los que se ve expuesta están calificadas como potencialmente peligrosas para la salud de la embarazada y del feto. Sin embargo, la Mutua de Accidentes de Canarias, contraviniendo frontalmente la legalidad vigente, y sin observar los informes médicos, niega que en el puesto de trabajo de las demandantes exista riesgo para el embarazo, forzando a las trabajadoras a seguir acudiendo a su puesto de trabajo asumiendo innumerables riesgos.

SATSE La Gomera seguirá trabajando en la defensa de los derechos de las enfermeras embarazadas, garantizando que se cumpla la legislación vigente en materia de prevención de riesgos laborales.