9 de cada 10 enfermeras de Canarias denuncian estereotipos sexistas y retrógrados perjudiciales

06 marzo 2023

Los estereotipos sexistas y retrógrados vinculados con la profesión enfermera, especialmente con las mujeres, son denunciados por 9 de cada diez profesionales de Canarias, según una encuesta realizada por el Sindicato de Enfermería SATSE, en el marco de la celebración del Día Internacional de la Mujer.

Los resultados de la encuesta realizada por el Sindicato de Enfermería entre el 13 y el 23 de febrero de este año en Canarias concluyen que el 87 por ciento de las enfermeras y enfermeros considera que se mantienen numerosos estereotipos sexistas y retrógrados que provocan comentarios, actitudes y comportamientos ofensivos y denigrantes que les perjudican a nivel personal y profesional.

“El hecho de que las enfermeras y enfermeros sigan denunciando esta inaceptable realidad denota que el paso de los años no ha conllevado una mejora de la situación, lo que demuestra que estamos fallando como sociedad a la hora de reconocer y tratar como deberíamos a todo un colectivo profesional por el mero hecho de estar conformado de manera mayoritaria por mujeres”, señalan desde la organización sindical.

Al preguntarles por el estereotipo o imagen irreal más presente en el caso de las enfermeras/os, el 86,71% opina que el que aún se crea que es una profesión “dependiente” de otro colectivo sanitario. En segundo lugar, es el de ser una profesión “vocacional y sin cuerpo de conocimientos propio” (41,77%) seguido de ser una “profesión sexualizada” (41,76%), ser “exclusivamente femenina” (34,18%) y no tener una formación universitaria de Grado” (23,42%).

Ante esta inaceptable realidad, SATSE ha lanzado una nueva campaña de información y sensibilización (cartelería, vídeos, redes sociales...), con motivo del Día Internacional de la Mujer, para poner en valor que las enfermeras y enfermeros son profesionales sanitarios líderes y autónomos en el cuidado del conjunto de la sociedad con un espacio profesional propio que hace posible la mejora de la salud y bienestar integral a lo largo de todas las etapas de la vida.

El nuevo sondeo de opinión realizado por SATSE, dentro de su campaña permanente “Rompe con los estereotipos”, ofrece otros datos muy significativos, como que el 57,58 por ciento de las enfermeras y el 34,48 por ciento de losenfermeros de Canarias han sufrido en primera persona o conocen a algún/a compañera/o que ha sido víctima de comentarios y/o comportamientos ofensivos y denigrantes basados en la imagen estereotipada y sexista de la profesión.

Comentarios

La encuesta recoge también más de 2.000 comentarios personales de las enfermeras y enfermeros consultados por SATSE, que constatan que aún persiste una importante falta de respeto y, en ocasiones, hasta desprecio, al minusvalorar a la profesión en sí y a las enfermeras por razón de género. En concreto, los comentarios aluden a que, al hombre, en muchos casos de manera sistemática, se le asigna socialmente un ‘status’ o categoría superior, y a la mujer se le siguen atribuyendo roles arcaicos y retrógrados, con expresiones como “tú no sabes, que venga un hombre que sí sabe”, etc.

De igual manera, los comentarios “sexualizados” son comunes, desde seguir siendo generalizado el uso de términos como “niña” o bonita” hasta otros muchos más hirientes, denigrantes y ofensivos que afectan a su intimidad. Unos estereotipos sexistas y retrógrados que suponen un retroceso en el desarrollo profesional de las enfermeras y enfermeros, según el 71 por ciento de los encuestados en Canaria

De otro lado, la práctica totalidad de los profesionales encuestados (91,82%) por el Sindicato de Enfermería en Canarias considera que no tienen el reconocimiento y visibilidad social que les corresponde por su responsabilidad, cualificación y competencia profesional.

Cuando se pregunta si la imagen de la Enfermería que se traslada a través de los medios de comunicación y otros ámbitos (cine, espectáculos, redes sociales, internet…) es acorde con las competencias y funciones dentro del sistema sanitario, la respuesta es abrumadoramente negativa, ya que el 90,57% de encuestados/as piensa que no lo es.

A tenor de todos estos datos, SATSE subraya que, a pesar de “presumir” de formar parte de una sociedad moderna, tolerante y concienciada con la lucha contra la discriminación, las enfermeras y enfermeros como profesión, y las enfermeras como profesionales y como mujeres, siguen siendo encuadradas en estereotipos arcaicos, sexualizados y denigrantes que les impiden avanzar, algo que no les beneficia como profesionales ni tampoco a la sociedad en general.

“Nos queda un importante trabajo por hacer como profesión para acabar con los tópicos arcaicos y sexistas que nos lastran históricamente y, para ello, debemos implicar a los medios de comunicación, la sociedad en general y a cada uno/a de los enfermeros y enfermeras en particular para que, entre todas y todos, seamos capaces de transmitir lo que es un/a enfermero/a en el día de hoy y la aportación que para la salud de la ciudadanía puede realizar”, asegura.

Un trabajo de visibilidad real de la profesión enfermera y discriminación “cero” por el que el Sindicato de Enfermería seguirá apostando a través de sucesivas campañas y acciones de información y sensibilización de cara al conjunto de la sociedad, administraciones públicas y partidos políticos hasta lograr que la profesión tenga el justo reconocimiento que merece.