SATSE Tenerife traslada al Subdelegado del Gobierno las necesidades de la Enfermería

28 enero 2019

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha mantenido una reunión en la Subdelegación del Gobierno en la provincia de Santa Cruz de Tenerife para tratar los asuntos prioritarios que afectan a los profesionales de enfermería.

La secretaria provincial de SATSE Tenerife, Ramona Mendoza, ha trasladado al subdelegado del gobierno en Santa Cruz de Tenerife, Javier Plata, las principales reivindicaciones y líneas de actuación del Sindicato. Así, se abordó la necesidad de aumentar las plantillas en Canarias, tal y como se desprende de los datos del estudio “Análisis de la situación de los enfermeros y enfermeras en los centros sanitarios de Canarias”, que pone de manifiesto que Canarias es una de las CCAA con peor ratio de enfermera por habitante de todo el estado. En este sentido, SATSE explicó que se está llevando a cabo una intensa campaña de recogida de firmas en todas las islas para que, a través de una Iniciativa Legislativa Popular (ILP), el Congreso de los Diputados apruebe una Ley que garantice un número máximo de pacientes por enfermera y ofrecer así una mejor atención sanitaria con mayor calidad y seguridad.

Además, durante la reunión celebrada en la sede de la Subdelegación del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife, se han debatido otros asuntos como las especialidades de enfermería. El Sindicato ha informado que se sigue demandando la creación de la categoría de enfermero especialista en todo el territorio nacional y un plan de implantación de puestos de trabajo de especialistas, clasificados y retribuidos adecuadamente que, a su vez, respete las condiciones laborales y los derechos de los enfermeros generalistas. Además, ha destacado la necesidad de que se desarrolle el programa de enfermería médico quirúrgica, la única que a día de hoy no se ha convocado ni por vía excepcional, ni a través del EIR.

Otro asunto destacado, que ha trasladado el Sindicato al subdelegado del Gobierno ha sido la jubilación de forma voluntaria y anticipada de los profesionales de Enfermería a partir de los 60 años y con, al menos, 25 años de servicios prestados, además del desarrollo de un sistema de jubilación parcial.